Categorías

Búsqueda de blogs

¿POR QUÉ USAR TÓNICO EN NUESTRA RUTINA FACIAL?

¿POR QUÉ USAR TÓNICO EN NUESTRA RUTINA FACIAL?

Si eres consciente de la importancia del cuidado de la piel, no debes pasar por alto el uso del tónico en tu rutina facial. Este paso (tan a menudo olvidado) se encuentra entre la limpieza y la hidratación.

Los pasos de una rutina facial correcta serían:

  1. Desmaquillado con producto específico.
  2.  Limpieza con jabones o leches.
  3. Tonificar con tónico.
  4. Aplicar sérum (opcional)
  5. Aplicar nuestro contorno de ojos y nuestra hidratante.
¿Por qué debemos usar un tónico facial?

Aunque no lo percibamos a simple vista, después de limpiar el rostro, la piel se encuentra alterada: hemos eliminado suciedad, pero también en manto protector de la piel. Hasta que vuelve a auto-regularse pueden pasar horas, pero con el uso de un tónico, esto se reduce a pocos minutos. De manera que conseguimos una limpieza respetuosa y equilibramos rápidamente la piel para que acepte los tratamientos que posteriormente vamos a aplicar.

Los efectos del tónico sobre la piel.

  • Estabiliza el pH de la piel, que tras la limpieza facial se ve alterado.
  • Refresca, calma y aporta confort ante la tirantez de la limpieza.
  • Termina de limpiar la piel de restos de limpiadora.
  • Regula la secreción grasa y cierra los poros.
  • Prepara la piel para hidratarla y recibir los nutrientes de la crema de forma óptima.

¿Cómo usar el tónico?

  1. Si estamos maquilladas, desmaquillaremos nuestra piel. Después usaremos un jabón facial o una leche limpiadora para retirar el resto de la suciedad. Tras esto, secamos la piel y comenzaremos la aplicación del tónico.
  2. Impregnamos un algodón con el tónico y lo pasamos o bien a toquecitos (si tenemos piel sensible o con granitos) o bien arrastrando suavemente si queremos de paso retirar la posible suciedad que pueda quedar.
  3. También podemos prepararlo en un bote tipo spray y aplicarlo pulverizando sobre el rostro con los ojos cerrados.
  4. Dejar que la piel lo absorba unos instantes y aplicar nuestro sérum o crema hidratante.

¿Qué ingredientes son los más deseables para un tónico?

Tratar siempre de optar por tónicos naturales, que aporten a la piel las propiedades citadas anteriormente sin químicos añadidos.

  • Extractos de plantas.
  • Hidrolatos, aguas florales o agua termal como base.
  • Aceites esenciales.
  • Vitaminas y minerales.
  • Aloe vera.
  • Estabilizadores de PH (ácido cítrico, vinagre, ácido láctico).

¿Qué ingredientes debemos evitar en un tónico?

  • Los parabenos: se utilizan como conservante pero son componentes sintéticos derivados del petróleo que tardan muchos años en desaparecer de nuestro organismo. 
  • Las siliconas, parafinas o aceite mineral: aportan sensación ficticia de suavidad en la capa externa de la piel, pero acaban deshidratándola debido a que crean una barrera que impide la correcta absorción del resto de tratamientos y también taponan los poros.
  • El alcohol denat: un tipo de alcohol muy económico y del que hay que huir por ser muy agresivo con la piel. Reseca y astringe en exceso. En tónicos para pieles grasas se utiliza mucho, porque cierra los poros de inmediato, pero de nuevo hablamos de un efecto momentáneo y ficticio, ya que, al resecar tanto la epidermis, se envía una señal a las glándulas sebáceas para que produzcan más sebo y así mantener equilibrada la piel, de manera que la piel grasa se acaba volviendo más grasa con su uso (es un círculo vicioso) y los poros se dilatan más. Otros alcoholes naturales (como los que se extraen de la fermentación de frutas o cereales) no serían dañinos siempre y cuando se encuentren entre las últimos ingredientes a modo de conservante natural. Cualquier tipo de alcohol colocado entre los primeros ingredientes de la lista, tiene el efecto perjudicial mencionado.

Deja una respuesta