Categorías

Búsqueda de blogs

EL SACIANTE MÁS POTENTE: RAÍZ DE KONJAC O GLUCOMANANO

EL SACIANTE MÁS POTENTE: RAÍZ DE KONJAC O GLUCOMANANO

Uno de los complementos naturales más beneficiosos y efectivos para la pérdida de peso es el konjac. Se le conoce también como glucomanano, glucomanana, o goma konjac.

Esta raíz contiene un tipo de fibra soluble, que tiene la capacidad de aumentar su tamaño unas 200 veces en contacto con líquido. Es decir, un gramo de konjac es capaz de absorber casi por completo un vaso de agua. Al captar el líquido, se convierte en un gel viscoso que proporciona sensación de saciedad física, es decir, nos sentimos llenos como si hubiésemos ingerido alimento.

Aunque la raíz de konjac podría ser un alimento, ya que es completamente natural (y el ser humano consume otras raíces o tubérculos como la remolacha o la zanahoria), su principal componente es un polisacárido (la fibra de la que estamos hablando) que nuestro cuerpo no puede digerir, no aporta calorías. Esto sucede con la mayoría de fibras, pero la de konjac es la más potente absorbiendo líquido y, por tanto, la más útil como saciante.

Su efecto, además de saciante es prebiótico: beneficioso para la flora bacteriana del sistema digestivo, ya que arrastra toxinas y parte e las grasas y crea un entorno propicio para la proliferación bacteriana endógena. Secundariamente, contribuye a controlar los niveles de colesterol y triglicéridos por el efecto de arrastre que hace en la digestión. Controla también los picos de glucemia, evitando así un esfuerzo extra del páncreas.

No tiene el efecto laxante de la fibra insoluble (por ejemplo, el salvado) que conocemos todos, pero tampoco genera estreñimiento. Su efecto contribuye a suavizar el ritmo digestivo, demostrándose que ayuda en dos sentidos apuestos: tomado a diario, mejora el estreñimiento sin ser brusco, ni generar irritación en el tracto digestivo. Tomado puntualmente (cuando es necesario) corta la diarrea, absorbiendo el exceso de líquido: mejora la textura de las heces y regula el proceso digestivo.

Multitud de estudios avalan su efectividad en la pérdida de peso, sobre el control del apetito. Su forma de tomarlo, sería (por norma general) antes de las comidas con uno o dos vasos de agua. Normalmente se encuentra en forma de comprimidos o polvo.

Deja una respuesta